Método exclusivo para nuestros pacientes.

Cuando hablamos de adicciones, pensamos casi exclusivamente en problemas de dependencia ocasionados por sustancias químicas (cocaína, cannabis, alcohol…); sin embargo, hay ciertos hábitos y comportamientos que también pueden resultar perjudiciales en el momento en que comienzan a afectarnos a nivel personal y social en nuestra vida diaria.

Un síntoma que nos hace ver el límite entre la “normalidad” y la dependencia es la pérdida de control a pesar de las consecuencias negativas que conlleva el seguir realizando esa conducta. Cualquier comportamiento que en un primer momento nos resulta placentero puede convertirse en adictivo en un futuro si confluyen diferentes factores ambientales, biológicos o de personalidad.

El juego patológico es una de las adicciones comportamentales más antiguas. Pero las conductas incluidas en la nueva denominación no pueden deslindarse del impacto de la sociedad del hiperconsumo en diversos ámbitos de la vida, de la disponibilidad de nuevas tecnologías, de los cambios en los modos de socialización y de las profundas modificaciones en la construcción de la identidad de los sujetos que se han venido observando en los últimos años:

  • Las relacionadas con nuevas tecnologías: uso de móvil e internet (a menudo, vinculados a la frecuentación de redes sociales virtuales pero que puede ser también generalizada o focalizada en una/s poca/s temática/s).
  • Las relacionadas con el cuerpo y sus necesidades básicas: a la comida (desde los atracones a la obsesión por la comida saludable), al sexo (adicción a la pornografía o a las relaciones sexuales incesantes) o incluso al cuidado del cuerpo (ejercicio físico excesivo o mejoramiento corporal excesivo).
  • Y otras muchas: compras “compulsivas”, dependencia al trabajo, dependencia emocional.

 

A día de hoy, los recursos terapéuticos para las adicciones, como Adyfa, tienen adaptado su cartera de servicios al abordaje de dichos problemas.

 

¿Qué hacer si...?

¿Qué hacer?

  • Busca el apoyo de un amigo o amiga alejados del mundo de las drogas y cuéntale lo que te pasa, lo que te preocupa, las dudas que te planteas. Este puede ser el primer paso. Con su ayuda quizás puedas decírselo a tu familia, padres/madres, pareja e hijos.
  • Si eres joven o estudiante, intenta hablar con un profesor/a o adulto de confianza.
  • Si todos tus amigos también consumen y no te atreves a decírselo a tus familiares y/o profesores, y prefieres pedir ayuda directamente a un profesional, puedes dirigirte a nosotros (CLICK AQUÍ).

¿Qué hacer?

Intenta no alarmarte y actuar con calma. Los familiares han de tomar una decisión consensuada sobre cómo afrontar conjuntamente esta situación.

Se recomienda dialogar con vuestro hijo, hija o pareja de manera adecuada, lo que implica:

  • Preparar previamente qué le queréis preguntar. Tened en cuenta que es importante que os podáis hacer una idea de la sustancia que consume, la dosis, la frecuencia, el nivel de información que maneja sobre la misma, etc.
  • Elegir el momento y lugar adecuados. Esta conversación siempre ha de desarrollarse en un clima de confianza y respeto mutuo.
  • Preguntar y escuchar la respuesta de vuestro hijo, hija o pareja sin enjuiciar ni reprochar sus respuestas y conductas. Hacerlo de otro modo bloquearía la comunicación y dificultaría su reconocimiento del consumo. Es un diálogo, no un interrogatorio.
  • Acudir a un profesional, en la medida de lo posible, de un Centro especializado en la prevención y tratamiento de adicciones que os facilite la formación e información adecuadas para afrontar la situación de un modo exitoso.

¿Qué hacer?

Si es adulto/a le puedes informar y ofrecer la posibilidad de que acuda a un Centro especializado. Tú mismo puedes acompañarle y, si estás dispuesto y él quiere, ayudarle en las primeras etapas del proceso terapéutico. Piensa que lo que necesita es un punto de apoyo para salir del problema desde la firmeza y no desde la sobreprotección.

Intenta dialogar con él o con ella en momentos que le veas accesible sobre los beneficios y perjuicios de su consumo y sobre las ventajas y desventajas que tiene el dejar de consumir. No le sermonees ni le juzgues o reproches su comportamiento. Ayúdale a pensar sobre las consecuencias que para sí mismo/a y para su entorno más inmediato (familia, pareja, etc.) tiene su forma de actuar. Ten en cuenta que el que tome conciencia de los problemas que provoca el consumo, no es tarea de un día. Sé paciente, dale tiempo y espacio. Si se siente excesivamente acorralado o perseguido, se distanciará y se cerrará a ti.

Ofrécele tu apoyo para enfrentarse a sus padres y/o su pareja cuando decida contarles lo que está viviendo. Si esa persona no quiere dar el paso de hablar con sus progenitores o pareja, te animamos a que tú te pongas en contacto con nosotros para poderte orientar.

OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO ADICCIONES

DESINTOXICACIÓN

Desintoxicación

y deshabituación de conductas adictivas, asi como información y entendimiento del proceso adictivo. Minimizar la aparición de síndrome de abstinencia.
COMPRENSIÓN

Comprensión

y mejora de las relaciones familiares, sociales y laborales. Identificar los síntomas y entender la naturaleza de este ya que aparecen hábitos y actitudes alteradas.
APRENDIZAJE

Aprendizaje

y desarrollo de pautas de autocuidado e incio de un estilo de vida saludable y equilibrado en todas las áreas de la persona (familiar, pareja, ocio y amistades , laboral y personal).
PROFUNDIZACIÓN

Trabajo de profundización,

autoconocimiento, autocrecimiento y mejora de la relación con uno mismo y con su entorno, recuperando el control de un guión de vida sano y desarrollando un genuino amor propio.

Los objetivos de Adyfa se rigen según el catálogo de servicios asistenciales de los Centros de Tratamiento Ambulatorio:

  • Atender las demandas derivadas del consumo de drogas y otras adicciones, desde un modelo de atención integrada, coordinado con la Red Sanitaria y de Servicios Sociales y adaptado a las necesidades individuales.
  • Orientar y asesorar a familias y usuarios.
  • Facilitar la desintoxicación, deshabituación y tratamientos con sustitutivos de las personas con problemas adicción, ofreciéndoles los instrumentos necesarios para ello.

 

TRATAMIENTO MULTIDISCIPLINAR

  • Psicología sanitaria
  • Psicoterapia y asistencia terapéutica
  • Vida sana (deporte, alimentación, etc)
  • Lectura y comentario de libros y otros trabajos de interés terapéutico
  • Entrevistas individuales con terapeutas​
  • Vídeo fórum terapéutico​
  • Trabajo escrito personalizado de los pacientes​
  • Terapias de grupo con pacientes recuperados
  • Terapias individuales
  • Terapias familiar
  • Terapias para parejas​
  • Terapias de grupo en sesiones diarias de mañana y tarde​
  • Centro de día​​
  • Talleres educativos y complementarios como relajación y Mindfulness

ACTIVIDADES DE OCIO ALTERNATIVO LOS FINES DE SEMANA

Los fines de semana se realizarán actividades de ocio alternativas en colaboración con una empresa multiaventura, que ayudará a fomentar la unión de grupo y mejorar la adherencia al tratamiento, así como cambiar la visión del ocio y diversión de los usuarios con actividades agradables, dinámicas y sanas.

Aprenderán a conocerse, relacionarse y disfrutar de la vida sin la presencia de la sustancia y/o conducta adictiva.

Posibles actividades a relizar:

  • Senderismo
  • Barranquismo
  • Hípica
  • Vías ferratas
  • Rutas MTB
  • Kayak

LA RECUPERACIÓN DE LA FAMILIA DEL ADICTO ES NECESARIA PARA PODER SANAR DE MANERA INTEGRAL TODO EL DAÑO PRODUCIDO POR LA ADICCIÓN EN EL SISTEMA FAMILIAR.