Adicción a la cocaína

Adicción a la cocaína

La cocaína se trata de una sustancia en polvo que al consumirla, reacciona con el sistema nervioso central, produciendo una elevada energía y euforia. Por lo general, esta droga se inhala, pero también se puede fumar o mezclarse con agua para inyectarla.

Cualquier uso de la cocaína es considerado abuso ya que se trata de una sustancia ilegal. La cocaína es un estimulante del sistema nervioso central que afecta al cerebro al estimular altos niveles de dopamina, una sustancia química del cerebro asociada con el placer y la recompensa.

Con el tiempo, esta sustancia produce efectos muy graves para la salud física y mental a largo plazo, como el cambio genético de las células cerebrales y nerviosas entre otros efectos permanentes.

Efectos y síntomas de la cocaína

La forma de consumir cocaína también es un factor que altera la potencia y la duración de los efectos en el organismo.

Al inhalar la sustancia, esta tiene un periodo corto de duración, aproximadamente entre 15 y 30 minutos. Fumar o inyectarse la cocaína produce un efecto más intenso pero el periodo es aún más corto, en torno a unos 5 o 10 minutos. La mayoría de los adictos toman dosis con frecuencia para mantener los efectos deseados por más tiempo.

Una de las principales causas de la adicción a la cocaína es que la corta duración de la sensación de euforia que provoca su consumo y la fuerte caída emocional posterior, hacen que el consumidor sienta la necesidad de volver a consumir para mantener ese estado ficticio de bienestar, lo que favorece considerablemente una adicción o enganche la sustancia; así, cuanto más consume, más necesidad tendrá de seguir haciéndolo, aun siendo consciente de que los efectos son pasajeros.

Como en cualquier otra adicción, el consumo excesivo provoca en el consumidor cambios en su forma de pensar y actuar, dedicando cada vez más tiempo, esfuerzo y dinero a la adquisición y consumo de la sustancia adictiva.

Además, al tratarse de una droga ilegal, la compra y consumo de la cocaína se realizará normalmente a escondidas, o en ambientes más restringidos junto con otros consumidores. Este comportamiento se realiza normalmente a espaldas de la familia, pareja e incluso de amigos para evitar ser juzgado.

desintoxicacion de cocaina

Al producirse un cambio en las prioridades del consumidor, serán cada vez más evidentes los efectos negativos que produce la sustancia:

Síntomas psicológicos de la adicción a la cocaína.

  • Capacidad reducida de toma de decisiones
  • Inquietud
  • Irritabilidad
  • Psicosis
  • Breve estado de euforia
  • Sobreabundancia repentina de confianza
  • Cambios de humor
  • Agitación
  • Irritabilidad
  • Depresión

Síntomas físicos de la adicción a la cocaína

  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Temperatura corporal elevada
  • Alta presión sanguínea
  • Pupilas dilatadas
  • Nariz que moquea
  • Hemorragias nasales persistentes
  • Sudoración excesiva
  • Pérdida de apetito
  • Ráfagas de energía
  • Necesidad reducida de dormir
  • Insomnio
  • Daño hepático
  • Daño en el riñón
  • Golpe
  • Deterioro cognitivo
  • Ataque al corazón
  • Problemas respiratorios
  • Hipertensión

Durante el proceso de adicción, el cocainómano normalmente va a negar que tiene un problema de adicción a una sustancia que le proporciona tanto placer, y mientras tanto, esto le lleva a un deterioro social con sus seres queridos, desembocando en ocasiones en rupturas, separaciones e incluso se traslada al ámbito laboral, produciéndose el despido.

En esta ocasión, es importante conocer los factores que influyen en las adicciones, para conocer y tener una idea de dónde proviene la adicción

A continuación, vamos a distinguir entre los síntomas psicológicos y físicos que va a sufrir la persona debido a su adicción a la cocaína, tanto en el proceso del consumo como en momentos posteriores al mismo.

Señales de la cocaína que observa el entorno del adicto

Los primeros que se percatan de que una persona sufre adicción a la cocaína son precisamente aquellos con los que comparte esta práctica. Estos observan como aumenta la necesidad, la cantidad y la frecuencia de consumo.

Las personas con las que convive pueden detectar desde los primeros momentos, ciertos efectos asociados al consumo de la droga como cambios de humor, irritabilidad, o las mentiras para ocultar que sale a adquirir la sustancia y a consumir.

Esta situación suele empeorar con el tiempo, ya que llegará un momento en el que no le importará volver al domicilio cuando todavía se encuentra bajo los efectos de la cocaína, o incluso administrársela directamente en casa.

En caso de que el consumidor rehúse hablar del tema, es conveniente la intervención de una tercera persona, en este caso, un profesional de la salud como el médico de familia, que pueda estudiar con más atención la situación y determinar si se trata de un problema pasajero o algo crónico.

Consejos para familiares de adictos a la cocaína

Si eres familiar o amigo de un adicto a la cocaína estos consejos te servirán para ayudarle a abandonar su adicción:

  • Si tiene la sospecha de que un hijo, pareja o familiar pudiera estar consumiendo algún tipo de droga, intente hablar del tema con él o ella, y si resulta imposible mantener esta conversación, procure buscar la ayuda de un profesional.
  • El tratamiento de las adicciones se debe de realizar en un centro especializado por personal cualificado. Este problema no se resuelve en casa y debe ser consciente de que cuanto más se mantenga esta situación en el tiempo sin recibir ayuda profesional, más complicada será su recuperación.
  • No se debe minimizar el problema, la adicción es una enfermedad grave que debe tratarse mediante un tratamiento especial para superarlo.
  • No hay que buscar culpables ni en la persona adicta ni en la familia por permitirlo; cuando hay un problema hay que centrarse en buscar la solución.
  • En ocasiones, por el pudor o la vergüenza de tener un hijo o pareja adicto a las drogas, no se busca ayuda profesional. Hay que dejar de lado ese sentimiento y solicitar la intervención de un especialista lo antes posible.
  • Es necesario mantener una actitud activa, ya que se puede salir de la droga, pero hay que hacer un esfuerzo y trabajar duro para salir de ella.

Tratamiento para la adicción a la cocaína

Como cualquier tratamiento de desintoxicación de drogas, la adicción a la cocaína debe ser manejada por un profesional que supervise el proceso y, sobre todo, ayude a prevenir una posible recaída, una situación que se da muy frecuentemente en los casos donde se consume esta sustancia, ya que aporta al aportar dopamina al cerebro, la fase de abstinencia es especialmente difícil y va acompañada de una fase con episodios de temblores, irritabilidad, estados ansiosos, y de los efectos de la droga en la fase depresiva posterior, con somnolencia, decaimiento y agotamiento.

El tratamiento se debe de realizar en centros de desintoxicación y, en casos más graves, se requiere del internamiento del paciente con el objetivo de cambiar su ambiente, reeducar sus hábitos de vida, y ayudarle a que recupere los valores que ha ido perdiendo con la dependencia.

Los efectos de la abstinencia física son pasajeros, sin embargo, la abstinencia psicológica, es la responsable del gran índice de recaídas que se producen, debido a la cantidad de creencias falsas y auto-mentiras que ha ido interiorizando y creyendo el propio adicto durante el proceso de la adicción de que puede dejarla cuando quiera.

En centro adicción Cádiz, tratamos con todo tipo de adicciones, cada una de manera individualizada y adaptada a la situación del paciente.

Nuestro objetivo general es ofrecer el servicio psiquiátrico, psicológico y terapéutico necesario para el tratamiento de las adicciones y patologías duales asociadas, juntamente con el desarrollo personal para la mejora de la calidad de vida y la salud física, psicológica y social de sus usuarios, así como la normalización de los hábitos de conducta en todas las áreas del desarrollo personal.

Contacta con nosotros y deja que te ayudemos a recuperar tu vida.

 


Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/centroad/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484